COLORES PARA UNA MEJOR CONCENTRACIÓN

Existen estudios que demuestran que las combinaciones de determinados colores pueden ayudar a que la mente este mas despierta y por ende ser más creativa. Si escoges los colores adecuados puedes ayudarle a tu cerebro a trabajar mejor.

Es muy cierto que la mayoría de los colores estimulan al cerebro, pero lo pueden hacer de diferentes maneras. Es por eso que la elección de los tonos adecuados para la habitación, la sala de estar o el estudio de tu casa puede ayudar a obtener mejores resultados en términos de concentración, productividad y creatividad.

A continuación mencionaremos algunos colores de interiores y los beneficios que pueden presentarse al pintar una zona de estudio en tu casa de estos colores.

AZUL:

 

El azul genera confianza al mismo tiempo que aporta serenidad, estas características son necesarias también para un correcto descanso. Este color pertenece a la categoría de los colores fríos, cuando es muy saturado expresa una sensación de frío, cuando es brillante es dominante y fuerte.

Se asocia con personalidades concentradas, la inteligencia, emociones profundas y la circunspección. Este color es ideal ya que no es cansado para la vista.

AMARLILLO:

Este color representa el intelecto, por lo que es una muy buena opción para utilizarlo en el espacio de estudio. El amarillo fomenta la actividad mental y la creatividad, de tal modo que ayuda a aprender con mayor facilidad todo aquello que requiere de repetición constante; si tu hijo tiene dificultades con las tablas de multiplicar, este color puede ayudarle a concentrarse mejor.

Si la zona de estudio y la cama comparten la misma habitación utiliza el amarillo en su tono más pálido y con mesura para no afectar el sueño a la hora de dormir.

VERDE:

 

Esta es una de las gamas de colores más recomendables para aplicar en la zona de estudio de los niños. El verde es el color que representa la vida, la naturaleza y transmite una gran sensación de tranquilidad.

También simboliza y genera seguridad, de modo que este color puede ayudar a los niños a abordar de mejor manera un tema difícil. Reduce el estrés y refuerza la capacidad de concentración.

ROJO:

El color rojo pertenece a los tonos cálidos, estos colores tienen la capacidad de aumentar la presión sanguínea y el sistema nervioso. El rojo es extrovertido, vital, ambicioso, material e impulsivo; simboliza fuego, sangre y es de gran ayuda para aquellos que necesitan memorizar contenidos ya que activa la mente para prestar atención a los detalles.

Como resultado las personas que trabajan en ambientes rodeados de color rojo, pueden obtener mejores resultados en tareas que requieran precisión.

0 Comment

Leave a Comment

Your email address will not be published.